Mensaje de error

Notice: Undefined index: und en __lambda_func() (línea 2 de /wwwdata/webanuies/www/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc(131) : runtime-created function).

La Orquesta Sinfónica de la UG sorprende con majestuosa interpretación del Réquiem de Verdi

Hace 145 años fue estrenada una obra que ha marcado la historia de la música, el Réquiem de Giuseppe Verdi, composición de uno de los representantes más notables de la música italiana y reconocido mundialmente. Después de casi un siglo y medio, la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato (OSUG) interpretó una de las obras cumbres del repertorio coral.
 
El reconocido director invitado, Jorge Mester hizo un trabajo majestuoso al llevar la batuta de manera elegante, sobria pero contundente, puesto que el Réquiem –dedicado al escritor italiano Alessandro Manzoni- está lleno de momentos intensos y conmovedores, además el talento y belleza de las voces que engalanaron el concierto, dotaron la noche de pasajes celestiales. Junto con los músicos de la OSUG estuvieron la mezzosoprano, Dhyana Arom, la soprano Fabiola Portillo, el tenor Carlos Galván, el bajo Rodrigo Urrutia y el Coro del Conservatorio de Celaya.
 
El concierto se llevó a cabo en el Teatro Juárez y como es costumbre con las presentaciones de la OSUG, estuvo repleto de gente que emocionada y cautivada escuchó la fusión de voces, cuerdas, vientos, maderas, percusiones que a pesar de la complejidad de la obra, brindaron una interpretación memorable, la cual, se quedará registrada en la memoria histórica de la orquesta universitaria.
 
El Réquiem evoca el dolor ante la muerte y se refleja con claridad mediante las voces de los cuatro solistas y el coro, en conjunto mantienen una relación tonal cercana muchas veces con un carácter sombrío, otras más de redención y de diversas lecturas inefables pues es bien sabido que Verdi llevó a la música a sus máximos límites de expresión.
 
 
El estreno del Réquiem de Verdi se realizó en Milán en 1874 y fue un enorme éxito, tal como lo es hoy en día, al ser una obra mundialmente conocida e interpretada por las más prestigiosas orquestas de distintas latitudes. La Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato constata en cada uno de sus conciertos que su calidad crece al plantearse retos como el montaje de un concierto que comprende más de 184 músicos en escena y la prueba es que un público satisfecho los despide con aplausos de pie.