Mensaje de error

Notice: Undefined index: und en __lambda_func() (línea 2 de /wwwdata/webanuies/www/sites/all/modules/views_php/plugins/views/views_php_handler_field.inc(131) : runtime-created function).

En Jalisco 22 mil 810 menores de edad tienen trabajos peligrosos, revela especialista de la UdeG

La Ley Federal de Trabajo establece que es ilegal emplear a menores de 15 años, y los adolescentes entre 15 y 16 necesitan permiso de sus padres o tutores para laborar

En Jalisco hay 22 mil 810 menores de edad, entre niños y adolescentes, que desempeñan un trabajo peligroso como el manejo de residuos químicos o que involucran cargas de un peso mayor a siete kilogramos; además de aquellas labores que pueden tener repercusiones negativas en su salud.
 
La profesora investigadora del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), doctora María Rita Chávez Gutiérrez, explicó que la edad mínima para desempeñar trabajos peligrosos, conforme a la ley, es de 18 años.
 
Las actividades peligrosas pueden acarrear secuelas en el desarrollo de los niños, provocar intoxicaciones, generar un incremento de las alergias, problemas respiratorios; además, las leucemias se asocian con las labores que incluyen el contacto con agroquímicos.
 
En rueda de prensa con motivo del Día Mundial contra el Trabajo Infantil, que se celebra el 12 de junio, Chávez Gutiérrez destacó que quienes desempeñan un trabajo peligroso representan 18.5 por ciento, de un total de 123 mil 299 menores de 18 años que laboran en una actividad que no cumple con las condiciones de ley, y que se denomina Actividad no permitida. De éstos, 34 mil 523 son menores de 15 años.
 
La Ley Federal de Trabajo establece los derechos que tienen los trabajadores a vacaciones, día de descanso y jornada laboral máxima de ocho horas, en horario diurno. De acuerdo con la misma disposición, es ilegal emplear a menores de 15 años, y los adolescentes entre 15 y 16 tienen que tener permiso de sus padres o tutores para laborar, así como hacerlo en jornadas de trabajo de seis horas.
 
Entre los motivos personales por los que niños y adolescentes trabajan destacan la necesidad de tener recursos propios, ayudar a sus padres y capacitarse en algún oficio. Y el trabajo infantil es un fenómeno mundial, que convive con el modelo económico neoliberal vigente, explicó.
 
Entre las causas del entorno resaltan las condiciones de vulnerabilidad socioeconómica que hay en el país; el analfabetismo, las cada vez menores oportunidades de empleo para los adultos, las condiciones laborales precarias, los altos grados de marginación y de pobreza, declaró la investigadora.
 
El académico del CUCSH, doctor Ricardo Fletes Corona, explicó que México es uno de los países que se ha comprometido para erradicar el trabajo infantil al firmar y ratificar un acuerdo con la Organización Internacional del Trabajo (OIT).
 
Externó que el trabajo infantil inhibe el sano desarrollo de niños y adolescentes, y compromete el desarrollo de una sociedad en las áreas de salud y educación.