Científicos colimenses desarrollan manejo adicional exitoso para tratar a pacientes con COVID-19

Se trata de un equipo de profesores y alumnos de la Universidad de Colima y del Instituto Estatal de Cancerología, coordinado por Iván Delgado Enciso.

Después de varios meses de trabajo, un equipo de investigadores, mayoritariamente profesores y estudiantes del posgrado en Ciencias Médicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Colima, en colaboración con médicos del Instituto Estatal de Cancerología de la Secretaría de Salud de Colima e investigadores de la empresa Esteripharma, desarrolló un manejo adicional exitoso para aliviar a pacientes con diagnóstico de COVID-19 leve, moderado o severo y evitar que ingresen a hospitalización.

 

El equipo, encabezado por el profesor investigador de la Facultad de Medicina, Iván Delgado Enciso, probó un tratamiento adicional o coadyuvante al manejo convencional, en 45 pacientes ambulatorios (en sus casas), a base de una solución salina activada que tiene características muy particulares, aplicada por nebulización y de manera intravenosa.

 

En entrevista vía Meet, Delgado Enciso dio a conocer que esta solución es agua y sal de alta pureza, que pasa por una corriente eléctrica controlada (electrólisis) y forma nuevos compuestos llamados “especies activas de cloro y oxígeno”, conocidos también como agentes de súper-oxidación; “son sustancias son muy similares a las que produce nuestro propio cuerpo, principalmente en células del sistema inmune, para protegernos de infecciones”, explicó.

 

Explicó que este manejo adicional de pacientes, por ahora experimental, evita la hospitalización en casi 90 por ciento de los casos con respecto al tratamiento habitual. Esta nueva propuesta de terapia complementaria, permite a los pacientes recuperarse y sentirse bien en mucho menos tiempo. El manejo adicional, dijo, se aplicó vía nebulizaciones y/o intravenosa; además, probaron diferentes dosis del nuevo tratamiento complementario y en todas se logró acortar de 4 a 9 días el periodo del padecimiento de síntomas por COVID-19.

 

Es decir, los pacientes que recibieron nebulizaciones con la solución salina activada tuvieron síntomas sólo 7 días, a diferencia de pacientes con el tratamiento habitual, que manifestaron molestias durante 11 días. Además, al incluir la aplicación de la solución salina por la vena, el malestar se acortaba a tan solo dos o tres días después de iniciada la novedosa terapia complementaria.

 

Otro dato de éxito de este nuevo manejo, abundó el investigador, es la reducción a la mitad del valor en sangre que indica inflamación (proteína C Reactiva), en tan sólo 48 horas. Hubo también mejoría en los dolores articulares, musculares, de cabeza y una reducción importante en el dolor de garganta; “la combinación de nebulización y aplicación intravenosa es lo que da al paciente un efecto significativo a nivel sistémico, controlando la inflamación y regulando el sistema inmune”, resumió Delgado Enciso.

 

Con la nebulización, dijo, “pretendemos que se involucren dos mecanismos: por un lado la reducción de la inflamación a nivel local, que ayuda a reparar los tejidos dañados, y por otro, la inactivación de partículas del virus al contacto con esta solución, que también tiene propiedades antisépticas bien conocidas”.

 

Iván Delgado Enciso agregó que una de las líneas de investigación de su grupo gira en torno a la exploración de enfermedades inflamatorias severas, y que desde hace varios años estableció una colaboración con Juan Paz García y Brenda Paz Michel, doctores adscritos a la empresa mexicana Esteripharma, que proporcionó y preparó la solución salina activada para esta investigación.

 

También dijo que con esta colaboración están investigando el papel de la solución salina activada en torno a enfermedades inflamatorias severas, así como su actividad en la regulación del sistema inmune en modelos animales y en otras enfermedades como el Chikungunya.

 

Recalcó que la solución salina activada para aplicación sistémica no es un producto que esté a la venta en estos momentos; “la mezcla de especies activas de esta solución activada produce un efecto que ayuda a regular y controlar el sistema inmune (sistema de defensa de nuestro cuerpo) cuando se administra en concentraciones adecuadas al individuo, pues incluye moléculas y iones como el sodio, cloro, hidrógeno, oxígeno y ácido hipocloroso, ampliamente identificados en la literatura como moduladores de procesos fisiológicos o de equilibrio de nuestro cuerpo”.

 

También comentó que la solución salina activada puede ser un producto accesible, a menor costo, y que cuando llegó la pandemia ya contaban con el fundamento y los datos suficientes para decir que esta solución salina activada se podía aplicar y que no es tóxica. Mencionó que durante este proyecto siguieron lineamientos éticos internacionales, estando dicho proyecto registrado en una base avalada por la Organización Mundial de la Salud para realizar ensayos clínicos.

 

Para este novedoso registro participaron 34 profesionistas de la salud mexicanos, mayoritariamente de la Universidad de Colima, con participación relevante del Instituto Estatal de Cancerología de la Secretaría de Salud de Colima y de Esteripharma, además de otras instituciones académicas nacionales, informó el investigador Iván Delgado. Destacó la participación de nueve alumnos de la maestría y el doctorado en Ciencias Médicas de la Facultad de Medicina.

 

Ellos y ellas acudieron a los hogares de los pacientes con las medidas de seguridad propias de esta pandemia, los vigilaron y realizaron análisis de muestras de sangre, análisis moleculares y bioquímicos del virus en laboratorio. Entre ellos, la química farmacéutica bióloga y doctorante en Ciencias Médicas, Carmen Meza Robles, quien relató la mejoría notoria en los pacientes antes de este manejo adicional y después.

 

A la mañana siguiente de administrarles la solución activada, relató Meza Robles, “era muy notoria y rápida la mejoría en el semblante del paciente y en el color de su tez; ya no estaba pálido, ni decaído, y manifestaban sentirse mucho mejor. En entrevista, agregó que esta experiencia le dejó una gran satisfacción por los resultados y pidió que el artículo que escribieron para dar a conocer este proyecto sea conocido por más médicos en todo el mundo para que puedan ayudar más a pacientes con COVID-19.

 

De igual manera, el Químico Farmacéutico Biólogo y doctorante de Ciencias Médicas, Carlos Eduardo Barajas Saucedo, dijo que “fue muy sorprendente y gratificante participar en una innovación como ésta, ayudando a enfermos en esta pandemia. Recuerda que vio felicidad y agradecimiento en los pacientes que atendieron personalmente.

 

Sobre la publicación para dar a conocer la investigación a todo el mundo, Delgado Enciso dijo que ya salió la versión preliminar del artículo. Se puede consultar a detalle, en línea, y al mismo tiempo está siendo revisada por pares académicos. La revista que revisa la investigación es “BMC Infectious Diseases” y el texto ya esta disponible en la plataforma de la revista, en la página Research Square (www.researchsquare.com/article/rs-68403/v1), de libre acceso.

 

El doctor Iván Delgado puntualizó que “es la primera vez en el mundo que se aplica una solución similar vía intravenosa y con magníficos resultados”. Añadió que ahora sigue “continuar con la generación del conocimiento y seguir dando fundamentos que lleven a los médicos clínicos, que están frente a los pacientes con COVID-19, a manejarlos de una mejor manera”.

 

Finalmente, espera que sí se pueda aplicar este manejo adicional de una forma más amplia a los pacientes; “aún queda mucha investigación por realizar; nos sentimos felices y emocionados”. Agradeció a la empresa mexicana Esteripharma por proporcionarles la solución salina activada en calidad suficiente para hacer las aplicaciones experimentales y al Consejo Estatal de Ciencia y Tecnología (CECYTCOL) por su apoyo en el diagnóstico del virus.

 

El nombre del artículo en español es “Reporte de los signos, síntomas y otros datos de salud de pacientes con COVID-19 tratados con solución salina hidrolizada neutra, administrada por nebulización y/o intravenosamente en combinación con tratamiento habitual: Ensayo clínico abierto, controlado”.